+34 664 60 90 04 info@heladeriasbolas.com

  • Los maestros artesanos de Bolas han recuperado recetas antiguas que datan del Siglo XIII o de la época musulmana en Sevilla
  • En Bolas se han recuperado sabores autóctonos a través de estas creaciones que hoy se sirven en forma de helados

Si es sorprendente que hoy podamos degustar un plato originario del Siglo XIII o de la época musulmana, más sorprende es aún que se trate de un helado. En Heladerías Bolas nos gusta recuperar y ofrecer a nuestros clientes sabores únicos que aporten valor. Es el caso de estas creaciones que vienen a aportar sabor y diferenciación.

El proceso de elaboración artesanal de Bolas permite la creación de estos sabores únicos y novedosos.

Todas las heladerías cuentan con su propio obrador en el que se recrean estas recetas de forma artesanal utilizando materia prima de primera calidad que aporta una textura y sabor únicos.

La frescura de estos helados potencia el sabor de estas creaciones únicas que llenan de sabor el gozo de los clientes. En concreto, cabe destacar tres sabores que están inspiradas en recetas antiguas como son:

  • Siglo XIII
  • Reina Mora
  • La Medina

Siglo XIII

La historia de esta creación se remonta mucho antes de que Marco Polo llevara el helado a Italia, de ahí que estemos ante el helado más antiguo del país.

Este helado, realizado con pistacho y jarabe de rosas está inspirado en una receta persa que se encuentra en el Archivo de Indias de Sevilla.

En este recetario se habla de un helado a base de pistachos y agua de rosas que ya se tomaba en Sevilla en la época musulmana.

Gracias al trabajo de un historiador cordobés, Bolas lo ha podido recrear y ofrecer a sus clientes.

¿Cómo llegó Bolas a esta receta?

Antonino Parrilla, fundador de Bolas, realizaba junto al equipo un curso de formación en una academia de idiomas de la ciudad y el docente era un historiador cordobés que conocía la existencia de esa receta en el Archivo de Indias.

Esto despertó la creatividad de Antonino Villar que no dudó en recuperar la receta y crear el helado ‘Siglo XIII’.

Reina Mora

Las civilizaciones dejaron en el sur de la Península Ibérica los perfumes y sabores de medio mundo. Bien es conocido el gran legado de la cultura musulmana en sus más de 500 años de paso por Andalucía.

Los sabores de gran parte de las recetas que conforman la oferta gastronómica andaluza beben en sus orígenes del mundo árabe que dejó en las ciudades un amplio pozo de esencias y aromas.

El helado Reina Mora, creación que el maestro heladero Antonino Villar plasmó hace ya más de 30 años, supone la plasmación heladera de la Andalucía musulmana.

Una cuchara de este helado traslada a aquellos años que, trasladado a nuestros días, supone un viaje a través del paladar a Marruecos y el norte de África.

Una base de leche con canela a la que se le añaden nueces, pasas, ciruelas, cabello de ángel y naranja confitada.

La Medina

Este helado supone la esencia del talento creador del artesano para reivindicar el producto natural, de calidad y fresco frente a una industria que sirve un producto homogeneizado y falto de esencia.

La Medina es un sorbete de jengibre con fondo de naranja y toque de canela. Esta creación recuerda a la Sevilla musulmana ya que resulta sorprendente al paladar. Es un helado muy refrescaste gracias a su inspiración nazarí.

Se trata de una creación singular que atrae a los paladares más exigentes y que se incluye dentro de las creaciones gourmet de Bolas.

A estos habría que añadir otros helados que están basadas en la confitería clásica. Uno de estos ejemplos es el helado de tocino de cielo.

Este postre de origen andaluz elaborado con yema de huevo caramelizada y azúcar tiene su versión helada en Bolas. Es más, según cuenta el propio maestro heladero Antonino Parrilla, “se ha aprovecho para bajar su porcentaje de azúcar”.

También es importante la utilización de vinos de Jerez y otros productos que son utilizados en postres. Entre ellos se encuentra el de queso con higos al Pedro Ximénez o el Helado Santa Bárbara que consta de casata, pasas maceradas al Pedro Ximénez, naranja en licor de naranja y guindas al brandy.

En concreto, el queso cremoso al Pedro Ximénez es un producto gourmet de Bolas que es el resultado de la maceración y posterior reducción. Años de experiencia permiten crear estos deliciosos helados empleando los mejores sistemas de producción artesana.

Pero mejor que leerlos es probarlos. En nuestras heladerías podrás probar nuestras creaciones heladeras que los artesanos han elaborado con esmero. Más de 100 sabores a lo largo de todo el año se guardan en los pozzettis. Déjate sorprender y dejar por el sabor de la alta cocina bajo cero.